Ser y hacerle de mamá

Este mes es muy importante para todos aquellos países que celebran “El día de las Madres”. Sin duda es un día comercial, sin embargo da cabida a recibir y leer muchos mensajes llenos de amor, nostalgia, respeto, ovación y reconocimiento y entonces viene la reflexión ¿en qué rubro encajamos como Mamá? 

Madre sólo hay una. De eso no hay duda, pero ser madretambién contempla hacerle de mamáy es cuando podemos echarnos un clavado a nuestro corazón y ver cómo podríamos enriquecer y fortalecer el vínculo con nuestros hijos. Si la angustia te empieza a picar y empiezas a juzgarte por pensar que quizá no la estás haciendo de mamá,te comparto los siguientes puntos para tomar acción sin voltear atrás:

  1. No nos volvemos o convertimos en mamás. Renacemos como seres humanos con una vida transformada que contempla habilidades de adaptación al caos y generación de soluciones inmediatas al tiempo que nuestro corazón se expande de una manera inimaginable. En pocas palabras debemos evolucionar en lo que dura un parto natural o una cesárea. Quizá a otras nos tome más tiempo….
  2. Reorganizamos nuestras prioridades dejando muchas veces para después todo aquello que nos apasiona y llena el alma para dar paso a un amor incondicional, desinteresado y que crece día a día llenándonos de momentos de orgullo y felicidad. Definitivamente no todas somos tan rápidas para esto y requerimos de buenos tropezones…..
  3. El amor se puede manifestar de muchas formas y cada una de nosotras tenemos un estilo propio. Podemos ser mamás cariñosas, detallistas y amorosas. También mamás cuidadosas y sobreprotectoras. Mamás responsables y estructuradas. Mamás divertidas y juguetonas. Mamás modelo que buscan dar el mejor ejemplo en diferentes aspectos. Mamás trabajadoras que sacan a su familia adelante. Mamás presentes que siempre acompañan dando ánimos. Mamás activas que suben y bajan con sus hijos como observadores….

Podemos ser alguna de estas o una combinación de todas. Podemos ser por momentos más de un estilo que de otro. Podemos mostrar diferentes facetas y no importa. Lo que único que importa es saber que lo que hagamos nace desde el corazón. Desde el amor, desde la intención de cubrir las necesidades del alma de nuestros hijos. Desde la claridad de que no estamos cuidando niños, sino que estamos criando futuros hombre y mujeres para esta vida. Si esto te resuena, eres y le estás haciendo de mamá.

Sientete orgullosa de ser la madre que eres. De aprender todos los dias de y con tus hijos. De equivocarte para no volver a repetir y de transitar esta vida dejando una huella que late con un corazón propio. Ámate, abrazate y deja de juzgarte. Todos los mensajes que lees en el mes de Mayo son para ti. ¡Feliz mes de las Madres!

@taniacaballeror

www.unrespiroparamama.com.mx


Compartir esta publicación